Cuando echamos la vista atrás en el mercado vemos como los conejos tienen una estrategia que exaspera a los lobos. Y, es por ello, que en cuanto pueden, los lobos saltan hacia ellos y se comportan como auténticos depredadores.

Si te ha gustado la entrada, compártela!!

Ayudamos a difundir conocimiento. Gracias