Nunca subestimemos la fuerza del mercado para levantarse. Hay personas detrás de cada movimiento. Y hay esperanza, como vemos hoy. Tan sólo se necesita una buena noticia contrastada y empezamos a volar.

Si te ha gustado la entrada, compártela!!

Ayudamos a difundir conocimiento. Gracias